Lanzarote es un destino encantador que nos ha cautivado con su belleza natural y experiencias inolvidables para toda la familia. Si estás planeando unas vacaciones familiares, Lanzarote es la elección perfecta, no solo por su clima y su peculiar paisaje si no más bien, por la gran variedad de actividades que mantendrán a vuestros pequeños aventureros emocionados. En este post, compartiremos nuestras experiencias y os recomendaremos las mejores visitas para hacer en Lanzarote con niños, garantizando momentos mágicos y recuerdos inolvidables.

Parque Nacional de Timanfaya:

Comenzamos nuestras recomendaciones en el Parque Nacional de Timanfaya, un lugar fascinante donde la actividad volcánica ha creado un paisaje lunar que nos dejó impresionados. Aunque la ruta se hace en autobús y no puedes salir de él, las niñas disfrutaron mucho del recorrido que les permitió admirar las impresionantes vistas. Además, la experiencia final donde puedes ver la actividad del volcán es muy chula y les encantará los peques.

Cueva de los Verdes:

Cueva de los verdes

En la cueva de los Verdes nos sumergimos en la fascinante historia geológica de Lanzarote. Aunque parecía un poco aventurero para los más pequeños al principio, la experiencia de descubrir las cuevas subterráneas resultó emocionante. Nuestra guía estuvo muy pendiente de las niñas, eran las únicas del grupo, que se maravillaron con las formaciones rocosas y las historias detrás de este asombroso fenómeno natural.

Jardín de Cactus:

No teníamos pensado ir a el Jardín de Cactus, pero nos venia de paso, además, habíamos comprado un pack de entradas y no venía incluido. Fue todo un descubrimiento y un oasis de belleza (me encantan los cactus) . Este espectacular jardín diseñado por César Manrique albergaba miles de cactus de diferentes formas y tamaños. Las niñas disfrutaron explorando este oasis de plantas únicas y coloridas, mientras aprendían sobre la diversidad de la flora desértica. ¡Vigilad! obviamente los cactus pinchan.

Teguise:

Exploramos el encanto histórico de Teguise, la antigua capital de Lanzarote. Con calles empedradas, arquitectura colonial y un ambiente tranquilo nos transportó en el tiempo. Es considerado uno de los pueblos más bonitos de España y no me extraña. Paseamos por sus plazas y descubrimos la artesanía local en el mercado que ponen los domingos, donde los niños disfrutaron de dulces locales y es el lugar ideal donde comprar souvenirs.

Los Hervideros, El Golfo y La Geria:

Estos tres lugares son los que no teníamos previstos y de nuestros preferidos. La belleza natural de Los Hervideros, donde las olas chocaban contra las formaciones rocosas, creando un espectáculo impresionante. Continuamos hacia El Golfo, una playa de arena negra con la icónica laguna verde, y nos acercamos a La Geria, la región vinícola de la isla. Las niñas se maravillaron con los paisajes surrealistas y aprendieron sobre la producción de vino en un entorno único.

Jameos del Agua:

Os dejo para el final lo que menos nos gustó de la isla: los Jameos del Agua, nos pareció un sitio muy simple, con mucha fama pero poca gracia. Si vas a visitar a Lanzarote con niños, nos parece una visita prescindible.

Recomendaciones para visitar Lanzarote con niños.

Lanzarote es más que un destino de ensueño; se ha convertido en uno de nuestros lugares favoritos para nuestras vacaciones , llenas de aventuras y descubrimientos. Desde paisajes volcánicos hasta jardines de cactus y pueblos históricos, la isla nos ofreció una amplia gama de actividades para niños de todas las edades. Si estás planeando un viaje en familia, te animamos a que elijas Lanzarote. ¡Tu viaje será una experiencia que todos recordaremos con cariño durante muchos años!

Abrazos virtuales,

@mamaeconomista

Si queréis recomendación del alojamiento nosotros estuvimos en Hotel Gran Castillo Tagoro. También os dejo el enlace a un post sobre lo que busco en los Hoteles Familiares .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *