Me apetecía mucho compartir con vosotras dos recetas muy sencillas para hacer con niños. Son tan fáciles que las pueden hacer prácticamente solos. Están deliciosas, son fáciles y tienen pocos ingredientes pero tienen una pega muy grande: no son saludables ninguna de las dos. Así que os recomiendo plantearla como una actividad diferente dentro de una alimentación saludable y para hacer como un capricho.

Tiramisú Fácil

El tiramisú es un postre delicioso, de mis preferidos, pero que requiere una técnica y unas habilidades muy complicadas para niños. Este tiramisú que os propongo lo hace mi hija de 6 años totalmente sola, sin ayuda. Necesitaremos únicamente tres ingredientes

Ingredientes para dos personas:

  • 1 tarrina de queso mascarpone (250 gr)
  • Leche condesada, compramos el de 450gr y ponemos algo menos de la mitad unos 200 gramos aproximadamente.
  • 6 bizcochos, nosotros los usamos tipo melindros.

Opcional: un poco de cafe con leche (descafeinado) donde bañar ligeramente los bizcochos y cacao en polvo que espolvorear por encima del tiramisú antes de consumirlo.

Pasos:

Mezclamos el mascarpone y la leche condensada hasta que obtemos una crema. Nosotras la hacemos a mano, pero se puede usar un procesador de alimentos.

Ponemos en una bandeja (usamos una de 20x20cm) tres bizcochos y con una cuchara bañamos ligeramente los bizcochos. Vertemos la mitad de la crema de mascarpone. Repetimos el paso: ponemos tres bizcochos, los bañamos en café y vertemos el resto de la crema.

Dejamos reposar en la nevera.

 

Rollos de Crema de Cacao

 

Realmente quisimos hacer algo diferente a los típicos cruasanes de chocolate, así que nos decidimos por algo aún más sencillo y que se encargará nuestra pequeña de hacerlos. Y yo solo me ocupé de ponerlos en el horno. Os aseguro que ella se sintió súper bien viendo que lo podía hacer sin ayuda.

Ingredientes:

  • Una placa de masa de hojaldre (usamos la que tiene mantequilla)
  • Crema de Cacao.

Pasos:

Untamos una fina capa de crema de cacao en toda la masa de hojaldre, la enrollamos apretando bien y después cortamos en redondas de 1,5 cm aproximadamente. Nosotras a medida que cortamos las chafamos un poquito para que queden más iguales. Las repartimos en la bandeja de horno encima de papel vegetal.

Ponemos en el horno a 200 grados durante 10-15 minutos aproximadamente. Hasta que veamos los rollos dorados.

Una vez horneados los dejamos enfriar fuera y desaparecen en menos de media hora.

 

A mis hijas les encanta la cocina así que no son las primeras recetas que hacemos juntas, pero si las que ellas hacen completamente solas (excepto el horno de los rollos) y os aseguro que han disfrutado mucho y las he visto muy seguras, a pesar de dejarles total libertad lo han hecho genial y ambas recetas estaban deliciosas.

Os dejo el enlace a otras dos que publiqué ya en blog:

Receta Mini Carrot Cake sin Azúcar

Cocinar con Niños

Abrazos Virtuales,

@mamaeconomista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .